Este líder de un grupo supremacista blanco se ha fugado de prisión y puede ir armado. No se escapó solo

76

El líder de una pandilla de supremacistas blancos, acusada de una serie de tácticas brutales, escapó este miércoles de una cárcel local de Arkansas junto con otro recluso. Las autoridades todavía buscan a los reclusos. Consideran que van armados y que son peligrosos.

Los hombres han sido identificados como Wesley Gullett y Christopher Sanderson. Ambos escaparon de la cárcel del condado de Jefferson en Pine Bluff, que se encuentra a unas 38 millas (60 kilómetros) al sur de Little Rock. Para despistar al personal de la prisión, colocaron unos “cuerpos ficticios” en sus camas, según el sheriff del condado, Lafayette Woods Jr.

Los reclusos fueron vistos por última vez sobre las 8:30 p.m. del lunes, pero las autoridades no se dieron cuenta de que habían desaparecido hasta las 4:30 a.m. del miércoles.

El sheriff Woods dijo este jueves que los hombres pusieron relleno en sus literas para que pareciera que estaban durmiendo. Luego se subieron al techo del edificio y saltaron una cerca para escapar.

Gullett, de 30 años, es uno de los 54 miembros del grupo Nuevo Imperio Ario que tiene cargos federales, y figura en los documentos de la corte como el presidente “externo” de la pandilla que supervisa todas las actividades de miembros que no están en prisión. Los fiscales dicen que la pandilla tiene alrededor de 5,000 miembros.

Sanderson, de 34 años, estaba detenido en la cárcel por cargos federales de armas y drogas.

El diputado supervisor del mariscal de los Estados Unidos, Kevin Sanders, dijo que las autoridades no tienen motivos para creer que la pareja haya abandonado el estado y que varias agencias en todo Arkansas los están buscando.

“Esta mañana nos enteraron de la fuga de los reclusos y estamos trabajando con nuestros socios federales, estatales y locales para garantizar su retorno a custodia”, dijo el miércoles Cody Hiland, el fiscal para el distrito este de Arkansas.

Los fiscales dicen que el grupo Nuevo Imperio Ario comenzó como una pandilla carcelaria en la década de 1990, pero ahora se dedica al tráfico de narcóticos, intimidación de testigos y otros actos violentos, incluidos intentos de asesinato, secuestro y asalto.

Gullett está acusado de intentar matar a Bruce Wayne Hurley, de Atkins, que habló con la policía sobre un asociado de la pandilla para el tráfico de drogas.Hurley fue asesinado a tiros en su casa en mayo de 2016, pero la acusación no dice quién lo mató.

Un juez rechazó en marzo la solicitud de Gullett de salir en libertad temporal para asistir al funeral de su padre después de que los fiscales dijeran que es un “grave peligro para la comunidad” y de que había riesgo de fuga.