Frase Quédate en casadata de la época de la Colonia

125

México.- La frase Quédate en casa, usada como hashtag durante la pandemia de COVID-19, data de la época de la Colonia, cuando se hablaba de protegerse de la peste, el tifus o la rabia, se indica en una serie audiovisual producida por la UAM.

En comunicado, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) refirió que la serie, elaborada por académicos de la División de Ciencias y Artes para el Diseño (CyAD) de la Unidad Azcapotzalco, se enfoca a cómo México ha enfocado las diversas epidemias a lo largo de la historia.

El programa lleva por nombren Quédate en casa a través de los siglos, que está disponible en la plataforma CyADTV y las redes sociales de la UAM.

El proyecto está integrado por 10 cápsulas de entre tres y cuatro minutos que muestran medidas de salud, higiene y políticas públicas ante contagios ocurridos desde el siglo XVI hasta el XX.

Un aspecto del trabajo es que reveló que problemáticas de salud pública del pasado guardan similitudes con el contexto nacional actual, de acuerdo con información registrada en documentos, actas y libros antiguos, sostuvo la maestra Adriana Dávila Ulloa, coordinadora de CyADTV, junto con el maestro Iván Torres Ochoa y el doctor Jorge Ortiz Leroux.

“El hashtag Quédate en casa no es actual, pues hemos identificado recomendaciones semejantes desde la Colonia, cuando se mencionaba la relevancia de que la gente se resguardara en sus hogares ante la peste, tifos, lepra e incluso la rabia, entre otras plagas, y eso es parte de lo que iremos desglosando en los videos, que también abordan disposiciones de limpieza en viviendas y calles; las formas de contagio; la importancia de la frescura y pureza del agua y el aire, y el manejo de la basura, entre otros temas”, informó la especialista.

El primer capítulo Epidemia de Matlazáhuatl 1736-1739, está disponible en www.youtube.com/watch?v=0kiTbNhVFbI y narra el contagio que asoló la Nueva España en el siglo XVIII y cómo ese episodio condujo al fortalecimiento de los protocolos de higiene.

Además de la modificación de las políticas públicas sanitarias y la suspensión del pago de tributo a la corona dispuesto el 9 de agosto de 1739 por el rey Felipe V, debido a la alta mortandad, aunque diez años más tarde el obispo de Puebla solicitó una nueva contribución de medio real.

Esto fue referido por el historiador del arte Antonio Molero Sañudo, encargado de la investigación documental, que implicó el estudio de materiales de los archivos General de la Nación, Municipal de Puebla, en México, y el General de Indias, en Sevilla, España.

Si bien en el México prehispánico se usaban jabones, con la Conquista comenzaron hábitos higiénicos malsanos que se remontan a la época medieval y que obedecían a razones religiosas, entre ellas la prohibición de lavarse, asearse el cuerpo o desnudarse, lo que fue modificándose con el tiempo.

“El ‘quédate en casa’ apareció en aquel entonces como ‘guardarse en casa’”, pues si la gente no encontraba la manera de alejarse de la enfermedad debía mantenerse encerrada y con los cuidados de higiene personal y de la ropa, lo cual supone incluso que la comida y otras necesidades fueran llevadas a la puerta del domicilio, algo así como un Amazon en línea”, subrayó el historiador.

A mediados del siglo XVIII los médicos comenzaron a adquirir importancia y reconocimiento frente a los curanderos de la Nueva España y “también ya se hablaba de cómo colocar y reciclar la basura en diferentes compartimientos; efectuar una limpieza más profunda en el hogar, y no compartir lugares con animales”.

Una de las enseñanzas de la historia es que “ante las epidemias los seres humanos somos todos iguales: no hay ricos, pobres, negros, blancos, cristianos o judíos; atacan a todo el mundo. Tomar decisiones comunes y públicas es la única manera de hacerles frente, sin que medien un color o un bando”, aseguró el investigador.

El COVID-19 ha sido producto de la evolución y seguirá su camino, por lo que debe tenerse mucha calma y seguir las medidas básicas de permanecer en casa y guardar la sana distancia, subrayó Dávila Ulloa.